27 de enero de 2017

Plaza Molina, anuncio de Terry: condenado a desaparecer

Durante mucho tiempo he sido afortunado, al tener esta vista desde la ventana de mi despacho


Siempre me ha sorprendido el buen estado en que se encuentra el anuncio de Terry. Esta fotografía la hice hace poco más de un año, era un día lluvioso como hoy, y todavía estaba abierto el bar Tris Tras.

El bar lleva un tiempo cerrado, y esta semana me he enterado del derribo del edificio, y construcción de otro nuevo. Este vestigio de la publicidad está condenado irremediablemente a desaparecer. Incluso hace un tiempo, el diario La Vanguardia hizo una pequeña crónica con este y otros dos anuncios de la época que sobreviven muy cerca: el de la cerveza Skol, unos metros más arriba, en la gasolinera de Balmes, y el de las sopas Liebig.

http://www.lavanguardia.com/local/20160519/401906459574/barcelona-secreta-medianeras-sopas-liebig-terry-skol.html

Recomiendo que, si pasáis por la zona, os fijéis bien en este vestigio publicitario, es cuestión de tiempo que desaparezca engullido por el hormigón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada